XVII Ruta Hiponova

XVII Ruta Hiponova
23/04/2017 - XVII Ruta Hiponova

No pedalees detrás mía porque puedo no guiarte; no pedalees delante mía porque podría no seguirte; pedalea a mi lado como los amigos eternos.

He andado muchos caminos, he abierto muchas veredas; he navegado por cien mares y atracado en cien riberas.

La Bici de Montaña en Villanueva Mesía

Pedalear en bici de montaña para disfrutar de la Naturaleza en un ambiente de amistad, es el objetivo principal de este grupo de amigos y amigas amantes y entusiastas de este deporte.

Si te apetece dejar constancia de tu opinión o dejar tu comentario para que sea compartido por todos, no dudes en hacerlo, lo único que se te pide a cambio es que lo hagas respetando las elementales normas de educación y cortesía.

Última hora

ÚLTIMA HORA: Convocada la XVII Ruta Hiponova para el 23 de abril de 2017. Inscríbete. Fin plazo viernes 21 de abril.

Actividad recomendada por la Peña

Actividad recomendada por la Peña
Más información haciendo clic en el cartel

domingo, 14 de diciembre de 2014

Cerro de la Mora-Puente de Castilla-Peñaflor

La ruta clásica de Los Puentes en versión actual, ese es el recorrido que hicimos ayer 8 bikers de la Peña, en una jornada más de auténtico pedaleo.

Cerro de la Mora

La mañana se presentó con algo de frio, muy nublada y con riesgo de lluvia, así que mano a los nuevos chubasqueros, que hay gana de estrenarlos y además de cortar el viento, protegen bastante bien.

Salimos desde Villanueva Mesía, para nada más cruzar el puente sobre el Genil, girar a la izquierda por el camino de la Torrecilla, y finalizado el llaneo girar de nuevo a la izquierda para ir bordeando el rio por un carril precioso que existe en el margen izquierdo del mismo. Al fondo, se recorta un cerro, nuestro punto de destino: el Cerro de la Mora.

Con la alegría habitual en el pedaleo, abandonamos el carril girando entre olivos a la derecha y en fuerte pendiente, para como cada cual puede, seguir subiendo, buscando siempre a la izquierda y entre chopos primero y olivos después, llegar a las inmediaciones de la Peña de la Miel, en donde la habitual bandada de grajos nos saluda estrepitosamente.

Siempre bordeando, seguimos ascendiendo entre olivos por un carril a la derecha que nos pone a los pies del Cerro de la Mora. Con pericia y técnica atacamos el sendero que nos lleva hasta la cina del cerro, lugar en el que se encuentra el yacimiento arqueológico y desde el que podemos disfrutar de hermosas panorámicas a vista de pájaro. Los cuatro puntos cardinales quedan a nuestro alcance e irremediablemente nos sentimos privilegiados ante semejante espectáculo.

Ruinas del Cerro de la Mora
Una visita por las ruinas y un recordatorio a nuestros antepasados que desde siempre habitaron este paraje y vuelta al carril que tomado a la izquierda, ahora en sentido descendente nos lleva hasta la fuente del Cortijo Barandilla. Un interesante sitio para abastecerse de agua, ausente en toda la zona, así que siempre es conveniente conocer su situación.

Fuente de Barandilla
Salimos de Barandilla subiendo entre olivos, para tomar el primer carril que sale a la izquierda y que nos adentra en la finca del Regidor que ahora bordeamos. Siempre entre fértiles olivos, llevamos a una bifurcación, que tomamos a la derecha para bajar y en el primer carril que encontramos giramos a la izquierda. Pronto, llegamos al carril que nos conducirá a las inmediaciones del cortijo de Dos Casas.

Seguimos por el carril descendiendo entre almendros y olivos, para encontrar un carril cortado por una cadena. Pasamos por el sendero de la izquierda y nos encaminamos por un estupendo carril hasta la zona del Mirador de los Patos, así llamado por ofrecer una hermosa imagen del rio Genil, bordeado de espesos tarajes y en el que es fácil encontrar todo tipo de aves acuáticas y rapaces. Volvemos nuestros pasos, para buscar un carril que sale a nuestra izquierda en fuerte subida, y entre olivo y por una cancelilla, nos lleva hasta el sendero de la Herradura.

Sendero de la Herradura
El sendero en fuertes sube y baja, hay que acometerlo con prudencia, pero es una gozada el pedalear por él, ya que es un auténtico premio para el amante de la bici de montaña.

Pronto nos encontramos en la comarcal A-335, la cruzamos y tomamos un carril que sube a las cimas del gran complejo calizo que constituye el Peñón de Puente Castilla. Subimos hasta la cumbre para volver a quedarnos extasiados contemplando tan bella panorámica, en el que el Genil serpenteando entre bosques de álamos blancos y tarajes es el auténtico protagonista.

Regresamos a la comarcal para tomarla a la derecha en sentido descendente, para pronto atravesar el nuevo puente Castilla sobre el rio e inmediatamente girar a la derecha. Ahora toca pedalear por un carril de ribera, entre pinos, olivos y monte bajo mediterráneo, por el margen derecho del rio.

Unos 3 kms. aproximadamente y después de vadear el arroyo de Peñaflor, llegados a un cruce, giramos a la izquierda, abandonando el carril que traíamos, para pasar por las inmediaciones del Cortijo de Peñaflor y siempre en dirección norte, sin cambiar la dirección que traemos en ningún cruce, llegar hasta la cortijada de Las Lomas, que atravesamos, para inmediatamente girar a la izquierda en sentido descendente, por un carril que nos lleva hasta el arroyo de Brácana.

Pedaleando por el valle, teniendo a nuestra derecha la nueva vía del AVE, vemos a Bracana al fondo. Llegados a un punto en el que el carril se bifurca a la izquierda, así lo hacemos, dejando el carril de servicio del AVE, para acceder pronto a la plaza de San Luis, corazón del anejo de Brácana.

Iglesia de Brácana
Salimos de Brácana por el camino de la Hoya de Brácana que previo cruce de la A-335 en donde se encuentra un gran secadero, baja por un piso en mal estado hasta el centro de la mencionada hoya, volviendo de este modo a estar en el valle del Genil ahora en su margen derecho.

Sin dejar este carril que tiene como  referente una acequia a la izquierda y la cuerda de La Encatada a la derecha, llegamos al cruce de Turilla, que tomamos en fuerte giro a la izquierda. Llegamos a las inmediaciones del derruido cortijo y cruzamos el arroyo de Tocón o de Los Molinos, para enseguida girar a la izquierda entre olivos y llegar al paraje de La Presa. Desde aquí, teniendo siempre al Genil a nuestra izquierda y siguiendo el señalizado trazado de la ruta Hiponova, pasamos junto al Cortijo del Guarda, Cortijo de Leanes y Molino de Don Felipe, volviendo a girar a la izquierda y adentrarnos en la Vega de Las Viñas y por la Cruz del Visillo entrar en Villanueva Mesía.

La lluvia hace acto de presencia con más intensidad, pero ya nos da igual, ahora toca rehidratarnos con la fresca cerveza y contarnos las cosas del camino.

Datos de la ruta:
- Bikers: 6
- Recorrido: 31,7 kms
- Tiempo en movimiento: 2 h 46 min
- Velocidad media: 11,4 km/h
- Ascenso total: 494

Track de la ruta:

Fotos de la ruta:

-

No hay comentarios:

Buscar en este blog

Bicicolegas

Bicicolegas
En el Bañuelo de Salar