XVII Ruta Hiponova

XVII Ruta Hiponova
23/04/2017 - XVII Ruta Hiponova

No pedalees detrás mía porque puedo no guiarte; no pedalees delante mía porque podría no seguirte; pedalea a mi lado como los amigos eternos.

He andado muchos caminos, he abierto muchas veredas; he navegado por cien mares y atracado en cien riberas.

La Bici de Montaña en Villanueva Mesía

Pedalear en bici de montaña para disfrutar de la Naturaleza en un ambiente de amistad, es el objetivo principal de este grupo de amigos y amigas amantes y entusiastas de este deporte.

Si te apetece dejar constancia de tu opinión o dejar tu comentario para que sea compartido por todos, no dudes en hacerlo, lo único que se te pide a cambio es que lo hagas respetando las elementales normas de educación y cortesía.

Última hora

ÚLTIMA HORA: Convocada la XVII Ruta Hiponova para el 23 de abril de 2017. Inscríbete. Fin plazo viernes 21 de abril.

domingo, 23 de septiembre de 2012

De Villanueva Mesía a las antenas de Parapanda

Para los malenos, nombre que se le da a los nacidos en Villanueva Mesía, mirar a la Sierra de Parapanda, buscando las antenas del repetidor de televisión, las nubes y analizando el cielo, es toda una costumbre, incluso tenemos nuestro refranillo: "Cuando Parapanda se tapa, ni Dios se escapa".


La ruta que hicimos este sábado, por tanto, es todo un acontecimiento, no solo por la dureza física y dificultad técnica, sino porque tiene su encanto, su atractivo, su morbo, su enfoque como un reto a conseguir, una hazaña a realizar. Llegar a las antenas y disfrutar de la inmensidad de las panorámicas que desde allí se ven de toda la Vega de Granada, cruzada por el Genil, en todo su poderío y esplendor es una sensación, de las que hacen a uno sentirse irremediablemente privilegiado.


Salimos pues con esa idea en la mente, pedaleando a ritmo vivo y constante, por la carretera que saliendo desde Villanueva Mesía, nos llevó consecutivamente a Tocón, Alomartes (aprovisionando agua en su hermosa fuente) e Íllora, lugar en donde nos obsequiamos con unas sabrosísimas tortas caseras que nos dieron la energía suficiente, para encarar el puerto de Íllora, de fuertes rampas a sus inicios.
De subida constante con pendientes variadas, siempre serias, hasta llegar al cruce del repetidor de televisión en donde tomamos el deteriorado carril que se dirige hasta las cumbres de la Sierra de Parapanda.


Este carril, hace unos años estuvo asfaltado, pero ahora está muy deteriorado, presenta fuertes desniveles, con porcentajes en torno al 20% en ocasiones, un suelo con mucha piedra suelta, socavones del antiguo asfalto y arenilla también, lo que hace que la técnica se ponga a prueba con frecuencia, y al menor despiste haga poner el pie al suelo. Ya se sabe, mucha pendiente y suelo en mal estado, es raro que eso no ocurra.


Con paciencia y no sin esfuerzo, llegamos arriba, a la zona de canteras, para desviarnos hasta la Caseta del Guarda, mirador privilegiado de todo el entorno, y punto elegido para tomar un refrigerio reparador.
Luego volvemos al carril principal, para llegar hasta el bosque de antenas, impresionante conjunto tecnológico, que no deja de impresionar por muchas veces que se vea.


A partir de este punto, todo lo que fue subir, subir, se vuelve bajar, bajar. Primero por una vereda entre pinos, muy empinada, dificultosa, peligrosa, con abundantes pedruscos, grandes piñas y otros variados obstáculos, que hace las delicias de los más técnicos y pone la luz de emergencia encendida a los no tan preparados. Poco a poco llegamos hasta el Cortijo de Don Pedro, el de la fuente de fresca y riquísima agua:¡Agua en vena! Un breve respiro y reparador trago, para empezar a bajar trepidantemente, por el carril asfaltado que toma dirección a Alomartes.


Pronto nos desviamos hacia la derecha, hacia el barranco de Los Molinos, para en continuo superdescenso, llegar al Cortijo de Moyano, en las inmediaciones de la Venta de la Correa. ¡¡¡Uff, huele a quemado, son los frenos que se han puesto a dura prueba!!! ¡Hemos atravesado Parapanda de lado a lado!
La vuelta por carretera, nos lleva primero hasta Tocón y luego a Villanueva Mesía.

Antes de entrar a casa, una mirada de reojo hacia arriba, a nuestra espalda para ver en el horizonte la silueta de las antenas. Una sonrisa tenue de satisfacción, se vislumbra en la cara: ¡prueba superada!

Datos de la ruta:
  • 10 bikers
  • Recorrido: 48,8 kms.
  • Duración: 5h 11 min.
  • Media: 10 kms/h
  • Desnivel acumulado subiendo: 1227 m
Track del recorrido:


Las Fotos:

 El vídeo:

No hay comentarios:

Actividad recomendada por la Peña

Actividad recomendada por la Peña
Más información haciendo clic en el cartel

Buscar en este blog

Bicicolegas

Bicicolegas
En el Bañuelo de Salar