XVII Ruta Hiponova

XVII Ruta Hiponova
23/04/2017 - XVII Ruta Hiponova

No pedalees detrás mía porque puedo no guiarte; no pedalees delante mía porque podría no seguirte; pedalea a mi lado como los amigos eternos.

He andado muchos caminos, he abierto muchas veredas; he navegado por cien mares y atracado en cien riberas.

La Bici de Montaña en Villanueva Mesía

Pedalear en bici de montaña para disfrutar de la Naturaleza en un ambiente de amistad, es el objetivo principal de este grupo de amigos y amigas amantes y entusiastas de este deporte.

Si te apetece dejar constancia de tu opinión o dejar tu comentario para que sea compartido por todos, no dudes en hacerlo, lo único que se te pide a cambio es que lo hagas respetando las elementales normas de educación y cortesía.

Última hora

ÚLTIMA HORA: Convocada la XVII Ruta Hiponova para el 23 de abril de 2017. Inscríbete. Fin plazo viernes 21 de abril.

domingo, 1 de abril de 2012

Charco del Negro

Una ruta de 5 estrellas, la galáctica subida al Charco del Negro en la Sierra de Loja desde Villanueva Mesía.
Poco a poco, como las golondrinas en primavera, nos fuimos juntando en el punto de salida en Villanueva, hasta 11 bikers dispuestos a afrontar la gesta del día: subir hasta el corazón de la sierra de Loja, que veíamos en el horizonte, arriba, muy arriba, pensábamos algunos irremediablemente.
Rueda, que te rueda con pedaleo vivo, para calentar los músculos, llegamos por la Catalana primero a Huétor donde se nos une Juanlu y luego hasta Loja, donde se nos incorpora el intrépido Santi Mackorpas, y ya somos 13, ¿número mágico?, para afrontar sin pensarlo dos veces, las empinadas rampas del cuartel y de las Cabrerizas del Músico.
Sin prisa, pero sin pausa, disfrutando del paisaje y resoplando cansinamente en cada pedalada, vamos cogiendo altura y Loja se va quedando poco a poco a nuestros pies.
Pasamos Las Zorreras y luego el Paso de la Burra, mientras que la mole de Gibalto, también se va quedando por debajo.

Superado el primer nivel, en el cruce de las canteras, nos reagrupamos en la zona de vuelo de parapentes para tomar un ligero refrigerio y es que hoy más que nunca, no podemos quedarnos sin fuerzas, ya que la exigencia del perfil nos lleva a cuidar al máximo de este detalle.
Afrontamos el segundo tramo, más corto que el anterior, pero no menos ramposo, pasando por la espectacular algibe, reliquia arquitectónica popular, todavía usada en la actualidad para dar de beber a la autóctona oveja lojeña.
Desde aquí a los primeros ventiladores apenas hay distancia, y de nuevo a contemplar esos monstruos tecnológicos que se encuentran parados. ¡Y es que apenas sopla una brisa! Ver recortarse en el horizonte a los  modernos molinos junto con la silueta de Juan Luis, nos lleva pronto a hermanar la situación con el famoso capítulo de los molinos del ingenioso hidalgo de la Mancha, ¿a que sí?
Nuevo reagrupamiento en la cañada del Chaparral, donde está la subestación que recoge toda la energía eólica producida en la sierra, para afrontar el tercer tramo que nos pone al pie de los molinos, lugar fantástico para disfrutar del paisaje y tomar el necesitado bocado y un reconfortador largo trago de agua.
Y por último, la subida hasta el Charco del Negro, donde cansados pero felices nos sentamos a su alrededor para disfrutar de un merecido descanso, con las ocurrencias de unos y de otros, las fotos del super-reportero Quico

y por supuesto asistir al bautizo de los nuevos hermanos del Charco del Negro, que reciben sobre sus sudorosas cabezas un refrescante baño de agua mientras escuchan esto de boca de El Menda:
"Por los poderes que me confieren los carriles y senderos recorridos,
yo te bautizo con gallipáticas aguas,
como hermano del Charco del Negro."
Alegría al borde de la locura, que ¿da la altura? y la felicidad al sentir en los adentros que se ha superado una hermosa prueba, a modo de personal gesta.
Pronto planteamos la vuelta, con la trepidante bajada hasta Loja, en donde más de uno se la juega, y luego el regreso, como locos, no sé de dónde salen las fuerzas, rodando a tope hasta Villanueva Mesía, por el camino de la Verdeja. ¡Qué bien, ya estamos en casa!
Alguno, de reojo volvemos la vista, miramos hacía arriba, buscando los ventiladores lojeños, esos que hace un momento tocábamos, y que sabemos que en la lejanía, giran y giran, como mandándonos abrazos al viento, y es que somos como amigos.

Datos de la ruta:
- Distancia recorrida: 56,41 kilómetros
- Altitud min: 471 metros, max: 1.475 metros
- Desnivel acum. subiendo: 1.215 metros, bajando: 1.215 metros
- Grado de dificultad:  Difícil
- Finaliza en el punto de partida (circular):   Sí




Vídeo con la subida y el bautizo de los Neófitos Hermanos del Charco del Negro.


¿Cómo hace Quico las fotos del grupo?

No hay comentarios:

Actividad recomendada por la Peña

Actividad recomendada por la Peña
Más información haciendo clic en el cartel

Buscar en este blog

Bicicolegas

Bicicolegas
En el Bañuelo de Salar